Quédate en casa

No tener síntomas no es una excusa para bajar la guardia. Ahora, más que nunca, nuestro deber común es el de cuidar a todos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *